La innovación y el desarrollo son objetivos de casi todas las empresas. Una empresa moderna o una start-up que quiera funcionar adecuadamente y conquistar nuevos mercados tiene que contar con un socio tecnológico experimentado. Si trabaja por su cuenta, puede quedarse atascada en el trabajo de administración en vez de cumplir sus metas comerciales.  

Hay formas de resolver este problema: contratar a más personas (y aumentar la cantidad de trabajo administrativo) o delegar dichas tareas a otros, lo que implica subcontratar, es decir, ejercer el outsourcing. El outsourcing informático puede definirse como externalizar funciones y tareas informáticas a empresas del sector con amplios conocimientos técnicos y con recursos en personal y medios.

La subcontratación de TI o tecnologías de la información es una forma conocida de optimizar los procesos comerciales 

¿Por qué? Estas son 5 razones 

Experiencia 

Existe una escasez de personal de TI calificado, y no hay necesidad de desperdiciar el potencial de los empleados en tareas repetitivas. El monitoreo de redes o aplicaciones, el alojamiento o plataforma en la nube, la administración de problemas informados por los usuarios, la protección de datos, configuración de servidores y estaciones de trabajo, actualización de sistemas, administración de licencias de software pueden ser objeto de outsourcing.   

Calidad 

La alta calidad viene con la experiencia. Es más probable que un proveedor de servicios de TI confiable y conocido forme un buen equipo. No se trata solo de la cantidad de CV que reciben debido a su autoridad y confianza profesional. Una empresa especializada en outsourcing de TI sabe cómo construir un equipo y organizar su trabajo  

Dinero 

La optimización de costes sigue siendo una razón importante por la que los empresarios deciden subcontratar los servicios de TI y, dado que la pandemia aún influye en el panorama empresarial, la ubicación real de un proveedor de servicios se ha vuelto menos importante que nunca. Cuando subcontrata, se beneficia de la economía de escala, lo que significa que compra el servicio (con los parámetros y SLA acordados) de una empresa que posee y mantiene la infraestructura y tiene recursos (hardware, licencias, empleados, etc.) a gran escala: lo que significa a un precio más bajo.   

Tiempo 

El tiempo es un activo y tiene que ser usado sabiamente. Reclutar, contratar, investigar para usar las mejores herramientas posibles para monitorear su infraestructura o administrar tickets, preparar copias de seguridad y más, no solo requiere dinero sino también tiempo. Este es el tiempo que puede dedicar al diseño de nuevas características de sus productos o a la creación de estrategias de desarrollo para nuevos mercados, los cuales brindan un retorno de la inversión potencialmente más alto.  Gracias a la subcontratación de servicios de TI, puede crear un camino más dinámico para impulsar la innovación y responder rápidamente a los requisitos del mercado y de los clientes en constante cambio.   

Seguridad 

Las tecnologías modernas pueden aprovechar su negocio, si sabe cómo usarlas correctamente. La migración a la nube parece ser un paso natural hoy en día, pero puede encontrar fácilmente información sobre facturas sorprendentemente altas por el uso de la nube, ataques de malware o fugas de datos. Un proveedor de servicios de TI de confianza te ayudará a evitar estos problemas al mantener seguros los recursos de tu empresa. Serán capaces de monitorear proactivamente todos los elementos necesarios del entorno de TI de su empresa (seguridad y monitoreo de redes, respaldos y servicios de soporte), y detectarán cualquier anomalía antes de que se convierta en un problema.