Cuando se trabaja desde casa es necesario contar con buenas herramientas para que la productividad y eficiencia no se vean afectadas. Si se trabaja con las nuevas tecnologías, es necesario tener un buen ordenador portátil para desarrollar las tareas en las mejores condiciones, evitando, en la medida de los posible, futuros problemas. 

Características de un portátil para teletrabajar 

Cuando se trabaja desde casa o hay que moverse a menudo por motivos laborales (viajes y demás) tener un portátil que responda se hace imprescindible. Pero hay que tener en cuenta ciertos factores a la hora de elegir uno: 

  • Precio. 
  • Peso. 
  • Autonomía. 
  • Conectividad. 
  • Rendimiento. 
Ordenador Portátil

En un ordenador conviene tener en cuenta ciertos elementos que son los que determinan su utilidad: 

  • Procesador. 
  • Memoria RAM
  • Almacenamiento. 
  • Tarjeta gráfica. 

Y también el sistema operativo y aplicaciones que se van a emplear para la gestión del negocio. 

Requisitos mínimos de un ordenador para el teletrabajo 

Si, como hemos dicho, en estos elementos se basa el éxito de desarrollar un buen trabajo, vamos a ver qué es lo más apropiado en cada uno de ellos: 

  • Sistema Operativo: Es un conjunto de programas que posibilita que las cosas funcionen. Así el portátil interactúa con el usuario y con otros softwares y demás periféricos. En la mayor parte de los casos actualmente se utiliza el Windows 10 y es necesario que sea de 64 bits para tener el mejor rendimiento. 

Otros SO que también se utilizan son MacOs y Linux. 

  • Procesador: Es el elemento que ejecuta el sistema operativo y las aplicaciones. Para un ordenador portátil que deba ser resolutivo en el trabajo es recomendable utilizar un INTEL i5 o i7 de séptima generación o sus equivalentes de AMD (Advanced Micro Devices). 
  • Memoria RAM: Es importante tener una cantidad de memoria RAM que permita desarrollar el trabajo con plenas garantías y una tecnología que la avale.  
  • Unidad de almacenamiento: Actualmente se impone contar con discos duros de estado sólido (SSD) que son unas 5 o 6 veces más rápidos que los convencionales HDD. 
  • Tarjeta gráfica: Se requiere una de gran potencia en el caso de trabajos destinados a hacer edición de vídeo, diseño 3D o videojuegos. Pero si se trata de gestión documental, navegación web, tratamiento de imágenes, etc no es necesaria una GPU o UNidad de Procesamiento Gráfico. 

Otros factores a tener en cuenta son el tamaño de la pantalla y su resolución, la conectividad y la batería para que el rendimiento no suponga ningún problema y el teletrabajo se produzca en perfectas condiciones. 

En Aratecnia tenemos ordenadores de torre y portátiles de última generación para desarrollar las actividades empresariales requeridas. Consúltenos y encontraremos los equipos más adecuados para su negocio.