Cualquier empresa tiene en la información uno de sus puntos fuertes por lo que es preciso adoptar medidas para que esos datos se protejan de forma adecuada. Esto ha sido siempre así, cuando se guardaba en documentos en papel y ahora que la ciberseguridad se impone porque se utilizan los medios informáticos. 

La actual gestión de documentos 

La gestión documental se realiza a través de la digitalización en la actualidad y la información se transmite de forma telemática, especialmente ahora con el teletrabajo. 

Ciberseguridad

Esto implica el riesgo de que datos sensibles se puedan perder o caigan en manos de quienes pueden hacer un mal uso de ellos. 

Y la consecuencia de todo ello es que un negocio se puede encontrar frente a graves sanciones o demandas civiles por parte de la administración o usuarios perjudicados que cuesten una importante cantidad de dinero a las empresas. 

Por lo tanto, el derecho debe dar las respuestas que la tecnología de hoy en día exige. 

Hoy en día, existen sistemas de gestión documental electrónica que permiten tener unos ficheros perfectamente ordenados y sistematizados, además de estar protegidos frente a errores que acaben con su borrado o pérdida, mediante una buena gestión de los permisos o privilegios de acceso. 

La ciberseguridad imprescindible en todo tipo de empresas 

Muchas personas creen que los ataques cibernéticos solo se producen contra grandes empresas o corporaciones, pero lo cierto es que cada vez resultan más evidentes los atentados de este tipo a pymes. 

Entonces, ¿cómo proceder para contar con la debida protección en mi empresa?  

Hay que establecer varios puntos para comprobar la vulnerabilidad de un negocio: 

  • Realizar un pentesting o auditoría de seguridad que puede ser: 
  • Caja blanca. 
  • Caja negra 
  • Caja gris. 

Según el mayor o menor grado de permisos que tenga el auditor para acceder a los sistemas  de la empresa y el conocimiento de su infraestructura. 

Una vez realizado esto: 

  • Tomar las medidas oportunas: 
  • Planes de seguridad. 
  • Protocolos para la custodia de ficheros. 
  • Formar a los trabajadores que van a utilizar esa tecnología para que no cometan errores que faciliten ataques a través de la red. 
  • Monitorizar a través del SOC (Centro de Operaciones de Seguridad). 
  • Tener planes de respuesta frente a los ciberataques y la comunicación oportuna a los organismos correspondientes. 

El CISO un profesional de la ciberseguridad 

El CISO es el Chief Information Security Officer o director de seguridad de la información, es decir, quien mejor conoce los sistemas informáticos de la empresa. 

Pero, suele ocurrir que muchos negocios no tienen esta figura por falta de recursos o de conocimientos; es en ese momento cuando se puede pensar en el outsourcing y que sean empresas especializadas en el sector de las nuevas tecnologías, quienes se ocupen de la ciberseguridad. 

En este sentido se puede afirmar que un profesional especializado apoyado en su equipo de trabajo, consigue unos mayores estándares de calidad, evitando que las agresiones en forma de ciberataques resulten letales para la competitividad del negocio. 

Aratecnia tiene profesionales del outsourcing informático que ayudan a sus clientes con las TIC para que les empresas se dediquen a aquello para lo cual fueron creadas: Conseguir el éxito en su sector. Consúltenos para conseguir el mejor servicio.