Los firewalls son instrumentos de seguridad que protegen a los ordenadores de amenazas externas. Estas amenazas pueden venir en varias formas. malware, virus, spyware u otro software malicioso. 

Un firewall de red o cortafuegos es esencial para evitar que los piratas informáticos accedan a la información confidencial e interrumpan las operaciones de una empresa y exijan un rescate por sus propios datos (algo conocido como ataque de ransomware).  

Además, un firewall sirve a nivel interno, para ayudar a monitorear las actividades de los empleados y garantizar el cumplimiento de políticas corporativas. 

Foto Pexels

¿Cómo funciona un cortafuegos? 

Básicamente impide que entren usuarios no autorizados y piratas informáticos. El software antivirus protege de los virus. Los cortafuegos ayudan a mantener alejados a los intrusos al bloquearles el acceso al ordenador desde el principio.  

Los cortafuegos son dispositivos de seguridad de red que deben estar instalados en todos los sistemas de su red. 

5 razones por las que el firewall es tan importante 

Te damos 5 motivos importantes:

1. Un cortafuegos protege a su empresa de los piratas informáticos 

Los piratas informáticos quizá deberían llamarse atacantes de ingeniería social, porque eso es lo que hacen: comprometen los sistemas y datos comerciales a través de ataques de ingeniería social. Emplean variedad de trucos para atrapar y engañar a los empleados desprevenidos a fin de que estos les proporcionen información privilegiada y datos confidenciales.  

Es básica una buena capacitación en seguridad cibernética de alta calidad, pero la forma más efectiva de eliminar este problema de raíz son los firewalls. Los cortafuegos alertan sobre tráfico entrante malicioso y pueden bloquear los ataques.  

Lo más aconsejable es proveerse de un firewall que realice las dos funciones: firewall o cortafuegos y también protección antivirus.  

2. Un cortafuegos permite bloquear el acceso a sitios web no aprobados 

Los cortafuegos bloquean el acceso de usuarios no autorizados a su red. Pero también puede bloquear el acceso de sus usuarios a ciertos sitios web. Esto es útil si desea evitar que sus empleados naveguen por sitios web inapropiados o que puedan tener descargas maliciosas mientras trabajan en la red. 

Por ejemplo, es posible que no permita que sus empleados visiten sitios pornográficos o sitios web de apuestas. También puedes bloquear el acceso a sitios de compras en línea dudosos o cualquier sitio que pueda ofrecer descargas ilegales. 

De esta manera, puede controlar lo que ven sus empleados cuando usan las computadoras en el trabajo y también minimizar la exposición de la red a sitios que pueden conducir a que el software malicioso ingrese a sus sistemas.   

3. Un cortafuegos puede proteger el negocio del código malicioso 

Los cortafuegos se utilizan para proteger las computadoras de virus y otro software malicioso. Supervisan los datos entrantes y salientes y registran cualquier actividad inusual. Pueden estar configurados para avisarle cuando ocurre un ataque o cuando alguien intenta obtener acceso no autorizado a su sistema informático. Estas alertas pueden contribuir en gran medida a mejorar la postura general de ciberseguridad de su empresa.  

4. Un cortafuegos le permite limitar el uso de ancho de banda para ciertos programas 

Los cortafuegos se pueden utilizar para controlar el ancho de banda de la red. Se puede usar un firewall para limitar la cantidad de ancho de banda disponible para ciertos tipos de datos. Esto podría hacerse limitando la cantidad de ancho de banda disponible para la transmisión de video u otros archivos multimedia. 

Es posible configurar un firewall para que solo determinados tipos de tráfico tengan acceso a Internet. Por ejemplo, es posible que desee restringir el acceso a ciertos sitios web pero permitir que las personas se conecten a la impresora de su oficina. 

5. Puede usar un firewall para proporcionar servicios VPN 

Una red privada virtual (VPN) utiliza tecnología de encriptación para proteger las comunicaciones entre dos partes. El tráfico cifrado viaja a través de redes públicas como Internet sin que nadie más lo sepa. 

Un cortafuegos puede proporcionar servicios de VPN. Por ejemplo, puede configurar su firewall para que solo computadoras específicas tengan acceso a Internet. Luego, puede crear un túnel que permita que estas computadoras se comuniquen de manera segura a través de Internet. 

También se puede usar un firewall para cifrar los datos enviados entre las computadoras de su empresa y su oficina remota. También puede actuar como puerta de enlace para conectar la red de área local (LAN) de su organización a una red de área amplia (WAN). 

Conclusión: un firewall es parte de una estrategia de ciberseguridad más amplia. 

Los cortafuegos son solo una parte de una buena estrategia de ciberseguridad. Los proveedores de servicios de firewall administrados pueden ayudarle a desarrollar e implementar una estrategia de ciberseguridad efectiva, adaptada a sus requisitos únicos.  

Pueden ofrecer consejos sobre cómo proteger las redes, identificar vulnerabilidades en sus sistemas y proporcionar servicios continuos de monitoreo e informes. 

Si necesita información contacte con Aratecnia