El servidor es un equipo informático que proporciona información a unos clientes, que pueden ser personas u otros equipos conectados a este. Hay dos tipos de servidores: físicos y en la nube

El servidor físico es algo palpable, real, algo que se puede tocar y ubicado la mayoría de las ocasiones en alguna sala de la empresa

El servidor en la nube está online, en el mundo digital, en una infraestructura virtual llamada nube (cloud). Por ejemplo, Google Cloud Platform

servidor en la nube

¿Cómo elegir entre servidor físico o servidor en la nube? Criterios

1.    Costes

Los servidores físicos son más caros y requieren de una mayor inversión inicial. Necesitan un espacio físico, un sistema de refrigeración, unos ordenadores o equipos, lo que implica unos reembolsos de comienzo bastante significativos

En cambio, el coste de los servidores en la nube es más bajo, no requieres un espacio físico y existen diversos planes de pago: anual, mensual, diario   

2.    Actualización tecnológica

Esta es una cuestión importante actualmente, ya que la actualización tecnológica es un proceso dinámico y cambiante. Lo que hoy es actual, en unos días puede quedar desactualizado

Un servidor físico necesita hardware y software para ser implementado. Estos componentes pueden quedarse obsoletos con el paso del tiempo y necesitarán un reemplazo. Por el contrario, los servidores en la nube se actualizan constantemente sin ningún tipo de esfuerzo en ello.

3.    Escalabilidad

La escalabilidad es adaptarse a las diferentes etapas por las que atravesará tu compañía. Un equipo servidor físico se adaptará si tú lo adaptas invirtiendo en nuevos equipos, espacios físicos, routers, otros ordenadores, hardware y otro sofware o programas.

Mientras, en un servidor en la nube la adaptabilidad es casi automática ya que podrás aumentar o disminuir recursos sin esperar mucho y de forma sencilla

4.    Accesibilidad

En un servidor físico local puede ser difícil acceder a toda la información que tienes almacenada. Su acceso suele resultar limitado, puesto que se localiza de forma física en una sala. Si no puedes acceder, por cualquier causa a ella, puede que no seas capaz de acceder a la información.

En cambio, en un servidor en la nube la información no está guardada en un dispositivo, sino que con cualquier dispositivo con conexión puedes acceder y en cualquier momento.

Si eres usuario de Google Workspace y todas las herramientas de Google, y conoces todos sus beneficios puede ser una buena solución quedarte con Google Cloud Platform

Pero existen otros muchos servidores en la nube, como, por ejemplo, los que se citan en el siguiente post de es.myservername.com

Si todavía no lo tienes claro, contacta con nosotros,  Aratecnia, Podemos proporcionarte servidores con todas las medidas de seguridad para un funcionamiento de 7 días semanales / 24 horas / 365 días, con hiperventilación, fuentes redundantes, sistemas RAID, conexión Ethernet duplicada, etc