Sistemas de videovigilancia: la seguridad en tu empresa

Sistemas de videovigilancia: la seguridad en tu empresa

La seguridad es una de las principales preocupaciones de todas las empresas, ya que el robo, la vandalización y otros delitos pueden tener un impacto significativo en la rentabilidad y reputación de una organización. Para prevenir estos problemas, muchas empresas han optado por instalar sistemas de videovigilancia en sus instalaciones.

En este post, analizaremos los diferentes tipos de sistemas de videovigilancia, por qué son importantes, qué aspectos son importantes a la hora de su instalación, quién puede ver las grabaciones, si es necesario incluir micrófonos y qué dice la ley al respecto.

Sistemas de videovigilancia: CCCV o IP

Existen dos tipos principales de sistemas de videovigilancia: los sistemas de videovigilancia con circuito cerrado de televisión (CCCV) y los sistemas de videovigilancia por internet protocolo (IP). 

Los sistemas de CCCV son los más tradicionales y suelen utilizarse en empresas pequeñas o medianas. Los sistemas de IP, por otro lado, son más modernos y permiten a los usuarios acceder a las imágenes de vigilancia desde cualquier lugar del mundo. Además, los sistemas de IP tienen la capacidad de enviar alertas en tiempo real cuando se detecta una actividad sospechosa, lo que permite a los usuarios tomar medidas inmediatas.

 

Las cámaras CCCV se basan en la transmisión de señales de video a través de cables. Por otro lado, los sistemas de videovigilancia IP se basan en la transmisión de señales de video a través de redes de datos.

Los sistemas IP tienen varias ventajas sobre los sistemas CCCV, como una mayor calidad de imagen, una mayor flexibilidad y una mayor facilidad de instalación. Además, los sistemas de videovigilancia IP pueden integrarse con otros sistemas de seguridad, como sistemas de control de acceso y sistemas de alarma.

Por qué es importante la videovigilancia

La videovigilancia es una herramienta esencial para la seguridad de cualquier empresa. Además de prevenir robos y vandalismo, los sistemas de videovigilancia también pueden ayudar en la investigación de incidentes y en la identificación de personas responsables de delitos. También pueden ser utilizados para mejorar la seguridad de los empleados y visitantes, especialmente en lugares de alta seguridad, como los bancos o las instalaciones militares.

Además, los sistemas de videovigilancia pueden ayudar a prevenir accidentes laborales y mejorar la eficiencia en el trabajo.

Qué aspectos son importantes a la hora de su instalación

La instalación de un sistema de videovigilancia requiere una planificación cuidadosa. Es importante determinar los puntos críticos en las instalaciones que necesitan ser monitorizados, así como el tipo y la cantidad de cámaras necesarias para cubrir esas áreas. También es importante elegir el tipo de sistema de videovigilancia que mejor se adapte a las necesidades de la empresa, ya que hay muchas opciones disponibles en el mercado. Además, es importante asegurarse de que el sistema cumpla con las normas de privacidad y protección de datos.

Quién puede ver las grabaciones

Es importante determinar quién tendrá acceso a las grabaciones de las cámaras de videovigilancia. En general, sólo las personas autorizadas deben tener acceso a las grabaciones, y se deben establecer medidas de seguridad para proteger la privacidad de los empleados y visitantes. Además, es importante asegurarse de que las grabaciones sólo se utilicen con fines legítimos, como la investigación de incidentes o la prevención de delitos.

Micrófonos sí o no

La inclusión de micrófonos en los sistemas de videovigilancia es un tema controvertido. Si bien pueden ser útiles para recopilar información adicional sobre los incidentes, también pueden violar la privacidad de las personas. En general, los micrófonos sólo deben ser utilizados en situaciones específicas, como en áreas donde se manejan grandes cantidades de efectivo o en lugares donde se requiere un alto nivel de seguridad.

Qué dice la Ley de las cámaras de seguridad

Las leyes relativas a la videovigilancia varían según el país y la región, pero en general, existen normas que regulan el uso de los sistemas de videovigilancia. En muchos casos, las empresas deben informar a los empleados y visitantes sobre la existencia de cámaras de seguridad y obtener su consentimiento antes de grabar cualquier imagen o sonido. Además, es importante asegurarse de que el sistema cumpla con las normas de privacidad y protección de datos, especialmente en lugares como baños y vestuarios.

El Estatuto de los Trabajadores indica que el empresario puede poner en marcha las medidas técnicas y organizativas necesarias para garantizar la seguridad e integridad dentro de sus instalaciones. La colocación de cámaras de vigilancia estará permitida siempre y cuando se respete al principio de proporcionalidad y no haya otras alternativas para cumplir la finalidad

En España, el artículo 89 de la Ley Orgánica de Protección de datos de 5 diciembre de 2018 dice que “Los empleadores habrán de informar con carácter previo, y de forma expresa, clara y concisa, a los trabajadores o los empleados públicos y, en su caso, a sus representantes, acerca de esta medida”.

En resumen, es importante cumplir con la normativa vigente y no vulnerar ninguno de los derechos de los trabajadores al instalar cámaras de seguridad en la empresa.

 

En conclusión, los sistemas de videovigilancia son una herramienta esencial para garantizar la seguridad de las empresas. Es importante elegir el tipo de sistema adecuado, planificar cuidadosamente su instalación y establecer medidas de seguridad para proteger la privacidad de los empleados y visitantes. Además, es importante cumplir con las leyes y normas de privacidad y protección de datos aplicables en cada país y región. Al hacerlo, las empresas pueden mejorar significativamente la seguridad de sus instalaciones y protegerse contra posibles riesgos y delitos.