La prevención de los períodos de inactividad se destaca como un aspecto crucial en el mantenimiento informático de las empresas.

La prevención de los períodos de inactividad se destaca como un aspecto crucial en el mantenimiento informático de las empresas.

Estar inactivo en la empresa junto al ordenador un tiempo al día puede ser recomendable, incluso divertido. Pero si la inactividad se extiende demasiado, aparece un problema. Por eso es aconsejable el mantenimiento preventivo

El mantenimiento informático empresarial abarca una serie de elementos y acciones, todos orientados a minimizar los tiempos de inactividad y, si es posible, planificarlos con antelación.

Que son los tiempos de inactividad en la empresa

Los tiempos de inactividad en una empresa se refieren al período en el que los equipos y sistemas están desconectados o no están disponibles para el proceso de producción debido a tareas de mantenimiento pendientes o a daños en los equipos.

La principal consecuencia de la inactividad es el costo que representa para la organización, pero también se pueden mencionar otras, como la pérdida de competitividad, de clientes o retrasos en los procedimientos de producción.

Las consecuencias de la inactividad empresarial incluyen limitaciones en la emisión de facturas, responsabilidad subsidiaria de los administradores, sanciones por incumplimiento de obligaciones fiscales, costos económicos y administrativos asociados, y la necesidad de seguir cumpliendo con obligaciones fiscales, contables y comerciales a pesar de la inactividad.

El mantenimiento de una empresa inactiva puede generar costos significativos y riesgos para los administradores, ya que la entidad inactiva sigue existiendo como persona jurídica y debe cumplir con diversas obligaciones a pesar de su inactividad.

Tipos de paradas de la producción

Existen diferentes tipos de interrupciones en la producción, que varían según las circunstancias. Sin embargo, se distingue principalmente entre paradas de producción planificadas y no planificadas.

Las paradas de producción planificadas ocurren cuando se realiza un mantenimiento programado de las máquinas u ordenadores que debe llevarse a cabo en intervalos de tiempo específicos. El objetivo es corregir cualquier problema en una máquina antes de que se agrave, aunque esto no descarta la posibilidad de fallos.

Las paradas de producción no planificadas ocurren cuando un equipo en particular sufre una avería inesperada, lo que puede generar largas interrupciones en la cadena de producción.

Prevención de la inactividad empresarial

Hay varios métodos para reducir el impacto de la inactividad. Citaremos algunos:

Realizar un procedimiento de evaluación de riesgos: Las máquinas (u ordenadores) anticuadas que no cumplen los estándares actuales son un gran riesgo para la producción. Muchos fabricantes todavía usan dispositivos de más de 10 o 15 años de antigüedad. Las partes de estos sistemas ya ni siquiera se fabrican o están disponibles en otros países, lo que conlleva costes y largos plazos de entrega.
Formación de los empleados. La gran mayoría de fallos en las máquinas se deben a un error humano. Por tanto, cuanto más formados estén los trabajadores en el uso de maquinaria menor será el riesgo. La formación implica una buena comunicación entre jefes y empleados
Sensorización para la detección de los problemas en la fase inicial. Los sensores miden el nivel de vibración y otros degastes de las máquinas

Clases de mantenimiento informático: preventivo, correctivo, evolutivo y de seguridad

En cuanto al mantenimiento informático, implica una serie de acciones que incluyen revisiones periódicas, reparación de dispositivos, garantizar la seguridad informática, realizar copias de seguridad y gestionar la información.

Cuando se habla de mantenimiento se piensa en una única tarea, como es la de reparar las averías que se produzcan en el ámbito empresarial o cambiar piezas por el desgaste. Pero el mantenimiento es mucho más que eso. Concretamente observamos la existencia de 3 tipos de mantenimiento:

Preventivo: es el consistente en prevenir fallos o debilidades en nuestro sistema de producción Debemos contar con un mantenimiento preventivo mediante herramientas de diagnóstico que utilicen un software específico.

Mantenimiento correctivo: se realiza cuando ya se produce un fallo o interrupción, una avería que es necesario corregir y hacerlo de la manera más rápida y eficiente posible

Evolutivo: Este mantenimiento no previene ni corrige problemas, sino que dota a nuestro sistema de mejoras necesarias a través de recursos informáticos que permitan a nuestra empresa mejorar y evolucionar.

Mantenimiento de seguridad: Es un área muy amplia que incluye desde los accesos físicos a la empresa hasta los accesos no autorizados a los equipos informáticos, el registro de movimientos, instalaciones de CCTV o IP…, permitiendo un control exhaustivo desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

El mantenimiento informático que realiza Aratecnia

En Aratecnia, nos especializamos en servicios de tecnología de la información (TI) para empresas y profesionales desde el año 2003. Contamos con una amplia experiencia y nos mantenemos actualizados con los avances tecnológicos e informáticos. Nuestro enfoque se basa en la innovación, el compromiso y la mejora continua.

A través de nuestro servicio de mantenimiento integral, nos encargamos de todos los aspectos relacionados con la informática, tanto en lo que respecta a problemas de hardware como de software. Nos convertimos en su punto de contacto con socios tecnológicos externos, y no solo nos ocupamos del funcionamiento, sino que también buscamos optimizar y rentabilizar su inversión, buscando opciones que mejoren sus procesos y nos integramos en su empresa como su departamento de TI.

No dude en ponerse en contacto con Aratecnia para cualquier tipo de orientación, servicio o tarea informática que su empresa necesite. Estaremos encantados de ayudarle.