Cuando una empresa está en el cloud híbrido quiere decir que implementa servicios y administra aplicaciones en múltiples nubes: una combinación de servicios de nube locales, privados y públicos, que trabajan juntos sin problemas para escalar los recursos de la empresa y administrar los costes.

Algunos pasos para implementar un cloud híbrido son:

Tener una estrategia de nube híbrida

Los entornos de nube híbrida pueden ser complejos de administrar, especialmente cuando se trata del movimiento de datos. Es importante simplificar este proceso y diseñar una estrategia de datos exhaustiva para administrar la infraestructura y la tecnología de nube híbrida. Esta estrategia incluye la planificación del almacenamiento, el acceso, el intercambio, el uso y la gestión de datos en todo el entorno tecnológico.

Cloud híbrido - nube híbrida

Tomar el control de la infraestructura en la nube

Cuando una empresa cambia a la nube híbrida, necesita evaluar toda su infraestructura, obtener un mejor control sobre sus recursos y descubrir dónde puede reducir los costes. También debe comprender sus datos y las aplicaciones que se ejecutarán en su nube híbrida.

Aprovechar la automatización

Al automatizar la gestión de una configuración de nube híbrida, las empresas reducen considerablemente los riesgos que surgen debido a errores humanos. Las técnicas de mantenimiento predictivo se pueden utilizar para estimar cuándo se debe realizar el mantenimiento en el equipo.

Mediante el uso de servicios automatizados, la empresa puede concentrarse en sus áreas de especialización principales en lugar de operaciones superfluas del sistema..

Considerar las aplicaciones nativas de la nube y la arquitectura de contenedores

Las aplicaciones nativas de la nube están diseñadas especialmente para entornos o arquitecturas de computación en la nube. Permiten una implementación coherente y una gestión automatizada.

Cuando se usan contenedores las aplicaciones nativas de la nube se ejecutan como paquetes autónomos con código de software que contiene código, bibliotecas y otras dependencias. Estos contenedores se ejecutan independientemente de su entorno. Esto significa que las aplicaciones en contenedores se pueden ejecutar en cualquier infraestructura.

Elija el proveedor de la nube y las herramientas de gestión adecuadas

Elegir el proveedor de nube híbrida adecuado es muy diferente a elegir un proveedor de nube pública. Las empresas deben optar por un proveedor de la nube con experiencia certificable en la gestión e implementación de la nube híbrida.

Las empresas pueden obtener más información sobre los proveedores populares de nube híbrida, su transparencia de costos y sus servicios y capacidades, antes de tomar una decisión importante. También necesitan encontrar proveedores que atiendan las necesidades específicas de la empresa y brinden soporte experto.

Considerar la administración centralizada de la nube

Con un software de administración de la nube centralizado, un software común de administración de la infraestructura de la nube supervisa todas las funciones relacionadas con la arquitectura de la nube de la empresa, todo en un solo lugar, lo que brinda al equipo una visión holística de su plataforma e infraestructura de la nube.

Tener una política de gobierno sólida

El gobierno de la nube es la clave para una buena gestión de la nube híbrida. ecesita reglas para operar con el fin de garantizar el cumplimiento y protegerse contra cualquier posible riesgo..

Con una política de gobierno de TI, una empresa puede asegurar el cumplimiento legal, las políticas internas y los estándares de la industria.

La complejidad de la gestión de la nube híbrida puede abrumar a las empresas, pero la recompensa es increíble: no solo seguridad y escalabilidad, sino una gran cantidad de herramientas de automatización superiores que pueden aumentar el rendimiento y llevar a la empresa a otro nivel en términos de transformación digital.