La protección de datos no parece un asunto muy relacionado con la informática, pero actualmente lo es a consecuencia de que la mayor parte de ellos se encuentran en formato digital y, de acuerdo con esto, son potencialmente objeto de ataques cibernéticos. Muchas empresas tienen esta información almacenada en sus equipos y esto los hace vulnerables, por lo que deben estar bajo el paraguas de la ciberseguridad. 

Qué es la protección de datos 

Los datos confidenciales de clientes, personas tanto físicas como jurídicas, cuentas bancarias, expedientes médicos, etc. Se encuentran depositados en software, sistemas informáticos para favorecer las actividades empresariales. 

Ciberseguridad

Esto supone que existe un deber de protección de esta información sensible para evitar cualquier pérdida o sustracción y que, al caer en manos ajenas, repercuta en detrimento del negocio, con la consiguiente retirada de la confianza pública, las más que seguras sanciones y, por último, el posible cese del funcionamiento de la compañía. 

Para que se dé una adecuada protección de datos la UE promulgó una normativa que es el Reglamento General de Protección de Datos que afecta a todos los estados miembros y debe ser acatado por ciudadanos y empresas. 

Esto quiere decir que la recopilación de este tipo de información debe regirse por unas políticas de privacidad que vienen reguladas en las normas y que afectan tanto a las webs como a las aplicaciones. 

De ahí que sea necesario cumplir con las leyes que, en algunos aspectos tienen su complejidad, lo que supone que tener expertos en riesgos y vulnerabilidades que se dediquen a ello, da una seguridad muy conveniente y apropiada para el buen funcionamiento de la empresa. 

La ciberseguridad clave para proteger la privacidad de los datos 

Se van almacenando cada vez más cantidad de datos, lo que implica un mayor esfuerzo para protegerlos según la legislación pertinente. 

La ciberseguridad juega un papel fundamental para que no sucedan accidentes desagradables que conduzcan al desastre en forma de sanciones o demandas. Tener las herramientas adecuadas software, firewall, parches de seguridad, actualizaciones y demás medidas que se pueden tomar para evitar la intromisión en el sistema informático empresarial que suponga el robo de información. 

También se puede obtener un servicio a través de otros métodos: 

  • Protección de datos en la nube: Se trata de salvaguardar esos datos sensibles en un entorno de servidores en la red. Es una práctica cada vez más extendida en las empresas que crean y gestionan sus propios centros de datos que se almacenan en la nube. 
  • Protección de datos al suscribir determinados servicios. 
  • Se puede controlar quién accede a la información, los que protegen de sites de reputación dudosa o conseguir antivirus para reforzar la seguridad. 

En Aratecnia tenemos el servicio de consultoría informática a través del cual asesoramos a nuestros clientes sobre las medidas que se deben tomar para proteger su entorno informático. Póngase en contacto con nosotros, seguro que podemos ayudarle.